Synerlab - Growth-Factor IGF-LR3 1mg - Peptidos

Synerlab - Growth-Factor IGF-LR3   1mg - Peptidos :: Body Protein Nutrition - Nutrición Deportiva

Peptidos - Synerlab - Growth-Factor IGF-LR3 1mg

$3,696.00

Descripción del Producto

 EXPLICACIÓN IGF-LR3 Factor de crecimiento insulínico tipo 1 o IGF-1 (insulin-like growth factor-1) consiste en  70 aminoácidos en una sola cadena. Es una proteína liberada por muchos tejidos y afecta prácticamente a casi todas las células del cuerpo. Los principales órganso sintetizadores del IGF-1 es el hígado, aunque también se produce a nivel local en la placenta, corazón, los testículos, los ovarios, el intestino grueso, cerebro, la médula ósea y la hipófisis. Los seres humanos producen aproximadamente 30mg de IGF-1 al día hasta los 30 años de edad y desde este momento la producción decrece con la edad.     El IGF-1 es uno de los activadores naturales más potentes de la transducción de señal PKB, un estimulador del crecimiento y proliferación celular, y un potente inhibidor de la muerte celular programada. Estimula el crecimiento del cuerpo de forma sistémica, y tiene efectos promotores del crecimiento en casi todas las células del cuerpo, especialmente el músculo esquelético, cartílago, hueso, hígado, nervios, piel, células hematopoyéticas, y pulmon. Además de los efectos similares a la insulina, el IGF-1 también puede regular el desarrollo y crecimiento celular, especialmente en las células nerviosas, como también la síntesis de ADN celular. BENEFICIOS   Cuando la hormona de crecimiento es expulsada por la glándula pituitaria y entra el flujo sanguíneo,es absorbida por el hígado y convertida en IGF-1. Es esta la sustancia que es responsable por los efectos que comúnmente se le atribuyen a la HGH. IGF-1 incrementa las masas delgadas del cuerpo, reduce las grasas, construye los huesos músculos y nervios. Uno de los beneficios más sorprendentes de la IGF-1 es su habilidad de reparar el tejido nervioso periférico que ha sido dañado o lesionado a causa de una herida o enfermedad.   La piel debe su flexibilidad y juventud a un alto nivel de síntesis de colágeno y la hormona que estimula a las células de la piel para producir colágeno es el IGF-1.   Hay un puente de comunicación entre la hormona de crecimiento en la glándula pituitaria y la IGF-1 en el hígado que regula el incremento de los niveles de HGH por la noche e incrementa los niveles de IGF-1durante el día. Este proceso fisiológico es la razón por la cual los fisiculturistas prefieren combinar los dos productos con el objetivo de incrementar la síntesis de proteínas y a la ves reducir la descomposición de las mismas.   Es como si imitara la insulina en el cuerpo humano y a la vez sensibiliza más al músculo a los efectos de la insulina. También produce hiperplasia, de hecho, la IGF1 es un compuesto mucho más potente que la HGH, incluso está documentado que la mayor parte de los efectos de la HGH en el cuerpo humano son debidos a la liberación de IGF1 que se produce con la destrucción de HGH en el hígado. La HGH sólo sería más útil que la IGF1 en el caso de la quema de grasas, por su capacidad de elevar el metabolismo y actuar en sinergia con la insulina y la T3 por ejemplo.   Por cierto, el tipo que debéis utilizar es IGF1-R3 (esto es de cadena larga), los demás tipos de IGF1 no son tan efectivos, y de hecho, una buena forma de comprobar si vuestra fuente de este producto es fiable, es preguntarle el tipo de IGF1, porque además la IGF1-R3 es muy difícil de conseguir y hay muchas falsificaciones!! La R3 ha sido modificada para evitar que se asimile a las proteínas en el cuerpo humano y por ello tendrá una mayor vida útil. Es un análogo de la igf1 con 83 aminoácidos, cambiando la Arg (r) por el Glu (E) en la posición “3”, de ahí R3. Y una extensión peptídica en el término N de 13 aminoácidos. La IGF1 normal sólo dura 10 minutos en el cuerpo, mientras que la R3 dura entre 6-11 horas, por lo que sólo hay que inyectarse dos veces al día.   La IGF1-R3  tiene otras ventajas sobre la HGH, entre ellas, que tiene mayor afinidad con las células musculares, es decir, no provocará los efectos en crecimiento óseo e intestinal de la HGH. Por su incidencia en las células miogénicas (que sólo están en los músculos y los tejidos conectivos) se ha observado una potenciación de la recuperación de articulaciones, tendones, cartílagos etc…   Hay otra diferencia con HGH, no es tan necesaria su combinación con otros anabólicos. Unas dosis superiores a 50mcg/día de IGF1 producirán beneficios por sí solos cercanos al 1 kg cada dos semanas, pero no de agua ni de grasa, sino de músculo puro. Además de un aumento espectacular de la vascularización muscular (con el consiguiente aumento de rocosidad y dureza – similar a la oxandrolona a dosis altas), y lo más interesante de todo, no es nada extraño encontrar disminuciones de entre el 4% y el 8% de grasa con un stack de 8 semanas de IGF1. Evidentemente los resultados serán mucho mejores si la combináis con otros anabólicos, ya que harán crecer y madurar de modo mucho más efectivo las células nuevas creadas por hiperplastia.   Hay otro dato interesante  y es la capacidad de comer cantidades increíbles de comida, además de utilizar algunos esteroides que normalmente crearían retención, y verla minimizada por el uso de igf1. Además del hecho que mucha gente dice que las congestiones mientras usan este compuesto pueden llegar a ser incluso dolorosas con sólo una serie con peso mínimo, incluso haciendo cardio.   A diferencia de la HGH al tener  factor insulinico protege la masa muscular a un alto nivel, por lo tanto nos permitirá tener la calidad muscular que nos da la HGH, pero con una masa muscular mucho más elevada y con menor riesgo de perderla en la definición. DOSIS   No os recomiendo empezar con más de 40mcg al día y valorar vuestra tolerancia. Dosis de 50 a 100mcg/d, repartida s en 2 tomas.  Ejemplo:  primero empezar con 5 ui en bloque de 3 semanas y luego 4 bloques más de tres semanas con 7 ui diarias. Resultados; una definición muy buena y poca perdia de musculo.   En el proceso se puede usar tanto en ciclo puente (en el  descanso del ciclo anabólico), ciclo volumen ( para subir de musculo) o ciclo de definición (para conseguir máxima definición). Importante vigilar el consumo de hidratos durante su uso, ya que necesitaremos mas cantidad de lo normal o definiremos mucho.   Nada de usarla durante más de 5 semanas, después de esas 5 lo mejor es descansar otras 5 porque de esa manera se explota su potencial al máximo y también para volver a sensibilizar a los receptores musculares.   Si estáis seguros de que es R3 no tendríais que preocuparos especialmente por dividir las tomas ya que su vida útil marca la mayor parte del día, si sólo vais a inyectaros una vez al día, hacedlo por la mañana. El segundo pinchazo opcional sería el que se situaría antes o después de entrenar.   CUANDO TOMARLO   Debido a su larga vida media, el IGF-1 LR3 se puede tomar a cualquier hora del día, sin embargo, la mayoría de los usuarios elijan inyectar antes o después del entrenamiento con pesas. También es aconsejable inyectar tan temprano en el día como sea posible, como IGF-1 LR3 puede interferir con la liberación natural del cuerpo de HGH (hormona de crecimiento humano) - que se produce predominantemente durante el sueño. Puedo recomendar es que mientras estéis utilizando igf1 no limitéis los carbohidratos de después de entrenar, mucha gente afirma haber hecho ingestas de 100gr de carbohidratos después de entrenar y haber perdido grasa sin hacer cardio.   COMO TOMARLO   Por inyección subcutánea en la grasa (estómago, los muslos o las nalgas) o intramuscular (bíceps o los hombros) con una jeringa de insulina.   RECONSTITUCION Y ALMACENAJE   *Viene en un vial en forma de disco en polvo liofilizado. Si no viene en forma de disco (sino que el polvo está suelto por el vial), no os fieis ya que puede haber sido manipulado y no compréis jamás IGF-1 pre diluido. La cantidad de este polvo debe estar indicada en alguna parte del vial. Ésta puede estar expresada en Unidades Internacionales UI (IU en inglés) o en miligramos. Si está expresado en miligramos, la conversión es aproximadamente  1 mg =3 UI (1 mg = 2.71 UI). A este polvo liofilizado tenemos que agregarle agua bacteriostática (BW), agua esterilizada o bidestilada para reconstituirla y tenerla lista para inyectar. Se puede mezclar 1ml (1cc o 100 unidades), 2ml (2cc o 200 unidades), o 3ml (3cc o 300 unidades) de agua estéril o agua bacteriostática. La cantidad de agua que se mezcla no hace ninguna diferencia a la eficacia de los productos. Lo único que cambiará con las diferentes cantidades de agua es la cantidad que tiene que inyectar para conseguir una dosis determinada. Para facilitar la dosificación, se recomienda mezclar 1 ml de agua por vial (a menos que tenga dificultad disolviéndolo).    Cogeremos un algodón empapado en alcohol y limpiaremos el tapón del vial de la IGF-1 y del vial del diluyente. Utilizaremos una jeringa de insulina de 16 ml y 100U, preparamos la cantidad del diluyente y lo introducimos dentro del vial de la IGF-1 tratando de que la aguja toque el costado del vial e inclinando éste levemente, evitando disparar el agua directamente sobre el polvo liofilizado. Dejarlo entrar lentamente por el costado del vial (no forzarlo). Después de que todo el diluyente ha sido añadido al vial de IGF-1, remover con suavidad (no agitar) hasta que el polvo liofilizado se haya disuelto y tengamos un líquido transparente y claro. La IGF-1 está lista para su uso ahora.   Después de haber reconstituido la IGF-1, ahora necesitamos saber cómo medir la cantidad deseada para inyectarla. Usaremos una jeringa de insulina de 100U para sacar e inyectar la IGF-1. Aquí está el modo de saber cuánto extraer del vial. Dado que sabemos la cantidad de UI contenidas en nuestro vial, y también sabemos cuánta agua hemos utilizado para diluir, dividimos de la siguiente manera: Solo necesitaremos saber lo siguiente para hacerlo bien:  1ml = 1cc = 100UI Por lo tanto, tomamos el número de UI de IGF-1 de la etiqueta del vial que contiene el polvo liofilizado (lo más común son 10UI) y dividimos esto entre la cantidad de diluyente utilizado. Ejemplo: Usamos 1ml de agua. Tenemos un vial con 10UI de IGF-1. 100 UI/10 UI = 10   Este 10 corresponderá perfectamente con las marcas de una jeringa de 100U de insulina. En este ejemplo cada 10 marcas en la jeringa equivaldrán a 1UI de IGF-1.   Antes de inyectar la IGF-1, pasar un algodón empapado en alcohol por la zona para desinfectar.   *Para su almacenaje antes de ser reconstituida, hay que protegerla siempre de la luz y del calor y puedes tenerla a temperatura ambiente un máximo de 2 meses. Para el almacenamiento a largo plazo, es recomendable tenerla en el refrigerador entre 2-8 grados dónde permanecerá estable hasta 18 meses.  Una vez la hayamos reconstituido, tiene que estar obligatoriamente  refrigerada. Si usamos agua bacteriostática para reconstituirla estará buena para su uso por tres semanas. Si usamos agua esterilizada o bidestilada estará bien por 5 días aproximadamente.